Desde la irrupción de las redes sociales en la escena mundial, han sido millones y millones las personas que se han ido registrando en unas u otras según sus intereses. Todo el mundo ha ido incorporando en su rutina casi diaria el revisar la actualidad en Facebook de sus amigos, marcas y blogs. Subir las fotos de tus momentos favoritos a Instagram. Seguir lo que dicen tus ídolos en Twitter, o ponerse a buscar oportunidades laborales en Linkedin. Es un fenómeno que ha llegado para quedarse y las empresas lo saben. Es imperativo que las empresas creen y gestionen su presencia en redes sociales y dominen un canal de comunicación que cada vez utilizan más tus clientes.